Qué pena cuando estás acabando un proyecto de desarrollo web y el cliente se demora con la elaboración y entrega de los contenidos…

Después de trabajar en las partes de definición, prototipado / wireframing, desarrollo y puesta en marcha de un proyecto, no hay nada que fastidie más que retrasos a la hora de la carga de contenidos motivados por la poca participación de un cliente.

A veces me ha pasado, que he tenido clientes muy participativos en las fases de definición de requisitos y diseño, pero que se hacen los remolones en esta fase final de elaboración y entrega de textos.. La empresa o equipo que desarrollamos la Web o aplicación evidentemente no conocemos los entresijos de la empresa del cliente y esta parte no nos la podemos inventar.

Parece que a todos nos gusta más opinar del diseño y forma de presentación de una Web (carruseles, acordeones, desplegables, etc.), que sentarnos a picar los contenidos por muy nuestros que sean, eh? ;)

Muchas veces, además, esta redacción, por su extensión o inclusión de imágenes o infografías es determinante en aspectos como el diseño o especialmente la maquetación.
Siempre digo que hay dos momentos clave que pueden retrasar un proyecto de desarrollo web:

  • La aprobación del diseño por parte del cliente (bastante natural, no siempre se acierta a la primera..)
  • Y la entrega de contenidos por parte del cliente.

¿Para qué haces una Web si luego no tienes claro o te cuesta redactar lo que quieres comunicar?

La imagen de la entrada es de Jordan Pérez Órdenes, alias )ota, y está licenciada como CC. Encontrada en Flickr.


2 Comments

  1. Posted 26 octubre, 2012 at 21:13 | Permalink

    Es que pensar es muy cansado. ;-)

  2. Posted 27 octubre, 2012 at 11:21 | Permalink

    Y escribirlo ya ni te cuento.. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *