A la hora de enviar un mailing evidentemente deseamos que llegue a la mayoría (a la totalidad si es posible) de los destinatarios iniciales. Pero como sabemos, nuestros clientes y servidores de correo incluyen útiles, por regla general, filtros anti-spam que nos protegen de cantidad de correos no deseados.

Es importante que nuestras comunicaciones comerciales no se califiquen como SPAM y sean filtradas, no llegando ni siquiera a la bandeja de entrada de nuestros potenciales clientes.

Para evitar esto, las herramientas de envío masivo de mailings disponen generalmente de unos tests automáticos que evalúan nuestras campañas antes de enviarlas. Pero si queremos aún mayor seguridad, o como en el caso de un médico, “una segunda opinión”, podemos usar una herramienta online externa para evaluar el nivel de Spam de nuestras campañas.

Dejo por aquí unas cuantos de estos Spam Checkers que yo uso habitualmente (generalmente uso al menos las tres primeras para cada envío).

Unos pantallazos de estas seis herramientas.

Ojo, no confundir estos test de entregabilidad, con test de visualización. Podemos leer algo más de esto aquí. Para hacer test de visualización de mailings, recomiendo por supuesto Litmus.


2 Comments

  1. Posted 19 abril, 2016 at 14:02 | Permalink

    Hola Javier, gracias por tu post.

    ¿Crees que el problema puede estar en el propio servidor? Es decir, que pese a haber configurado todas las poíticas de seguridad Dkim, dmark spf, etc., proveedores como Gmail tengan “listado” al mismo proveedor de nuestro alojamiento web, y que esto esté haciendo que nuestros emails entren en spam.

    Nuestro proveedor nos garantiza que nuestra IP (VPS) no está listada -así lo hemos comprobado- y que nuestros correos se están entregando perfectamente, que el problema es de entrada en Gmail por sus políticas de seguridad.

    La gran duda que tenemos es, ¿puede ser cambiar de hosting la solución? ¿O una pérdida de tiempo con el trastorno que supone?

    Gracias por adelantado y un saludo!

  2. Posted 21 abril, 2016 at 10:22 | Permalink

    Hola Toni,

    Gracias por acercarte a leer por aquí!

    Os recomendaría hacer una prueba con alguna herramienta online tipo Maichimp o Campaign Monitor, y contrastar ratios de apertura. En general estas herramientas tienen mucho más cuidado con el tema de IPs que los hostings digamos “normales”.

    Gmail es algo puñetero, además tiene el sistema de bandejas de entrada que hace que los correos promocionales queden algo ocultos, de modo que ratios de apertura más bajos que para otras plataformas no sean infrecuentes!

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *