A veces pienso que mi trabajo consiste sólo en “evangelizar”. Me explico.

En teoría, cuando me siento delante de un cliente, no debería de tratar de convencerle de que el valor de ofrecerle, por ejemplo, un análisis estadístico de su site, consiste en la interpretación de los datos resultantes de dicho análisis, no en mostrarle cuatro gráficos monos y cuatro cientos datos adyacentes que no tienen sentido, ni juntos, ni separados.

No sé si me explico…

Todo esto viene gracias a que me he visto identificada leyendo  Viciosos v Analisistas , un post de la Asociación Española de analítica web. Y del que cito textualmente:

“Distingamos: Una persona capaz de aplicar métricas duraderas a la toma de decisiones es una cosa. Otra muy distinta es aquel que mide por medir, recoge información porque está disponible y la combina en complejos gráficos de alto valor estético por amor a su propio efecto seductor”.

Pues eso… que sigo evangelizando…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *