Dicen que sólo hay una cosa peor que no hacer copias de seguridad… y es “creer que las haces”… ;)

Del mismo modo, cuando hacemos cambios en una Web, siempre corremos el riesgo de tocar lo que no debemos y desconfigurar alguna funcionalidad importante, leáse, dejar un formulario de contacto, realizar un pago, descargar un material, visualizar unos estilos/vídeos/imágenes/loquesea…

Días, semanas, a veces meses, de duro trabajo para realizar un cambio mayor en una Web… nervios, prisas, todo para arriba… pruebas antes de subir, pruebas después de subir, pruebas, pruebas… por fin!  risas, aplausos, palmaditas en la espalda, “moriremos de éxito”, “esta vez sí”Insuperable. Apagamos las luces, todos para casa… y ahí queda la Web, que por esa ruta mal construida, ese espacio en la URL, esa errónea codificación en la línea 3.427 del último archivo del fondo a mano derecha que nadie repasó, no avanza del paso 3 al 4 del proceso de venta e imposibilita su función principal, que es vender/captar leads/descargar el archivo X/loquesea…

La jodimos con vistas al mar… y lo que es peor de todo… ¿cuándo nos daremos cuenta? ¿cuánto DINERO perderemos? Hoy en día en las empresas, y cada vez más, hay muchos intereses o procesos dependiendo de las Webs, y por ellas cada vez pasa más y más negocio.

Ok, para evitar esto podemos listar una serie de herramientas que, como si de una noche de copas se tratara (de menos poderosas a más), nos ayudarán a pescar estas desconfiguraciones y nos ahorraran muchos disgustos.

1.- No, no.. hoy no tomaré nada…

No deberías quedarte tranquilo con las típicas pruebas sobre la funcionalidad de tu sitio que realizas manualmente. Muchas veces estas pruebas las realiza la misma persona que implementa los cambios y no testea todas las funcionalidades posible, sino sólo las que toca… es lo más natural. Tampoco es suficiente el uso de programas tipo “Broken Links” ya que a veces no profundizan lo suficiente y además, siempre se quedan en la parte html de tu Web, no probando las funcionalidades de inserción y venta avanzadas. (Una lista, no obstante, aquí).

El tortazo está asegurado. Al menos, uno cada mes.

2.- Una naranjada por favor.

Existen servicios que realizan llamadas periódicas a tu Web, o URLs de trabajo, y que te avisan cuando algo se cae. Es posible configurar avisos al móvil y tener así a los chicos de sistemas siempre sobre la pista. Site24x7.com o Mon.itor.us son buenos ejemplos de este tipo. No te cubren todos los casos, pero son una buena manera de empezar.

Seguirás teniendo graves dolores de cabeza.

3.- Cerveza con limón

Para empezar a trabajar con algo más de ritmo, y si tienes configurados los objetivos en tu Web (y no se me ocurre ninguna razón para que no los tuvieras…), debes exprimir el servicio Intelligence de Google Analytics. Intelligence está en el menú de la izqda, bien visible, y te permite configurar alertas sobre los indicadores de rendimiento de tu Web. Si tu % de conversión a venta/lead está habitualmente en torno al 5% (me lo invento) y un día se queda a 0%, puedes pedirle a Analytics que te avise. Lo mismo para visitas, tasas de rebote, visitas desde buscadores… las posibilidades son infinitas. Si no usabas esto antes, deberías estar abriendo Analytics ya… Ah! Si eres realmente muy chulo (gracias @jfloppy ;) ), puedes trabajar directamente con el API de Google Analytics y configurar tus propios avisos vía mail juntando varios perfiles…

Puedes empezar a estar tranquilo.

4.- Ron con cocacola.

Ok, hazlo tú mismo. Mezclando el API anterior y llamadas a BBDD puedes hacerte un panel de control de indicadores Web, Flex, o lo que mejor se te de. Sólo para developers. Es más caro, pero la verdad es que merece la pena. El estar siempre avisado compensa el esfuerzo.

No se te escapará casi ninguna…

5.- Ginebra Fifty Pounds, plancton en suspensión, albahaca cristalizada y algas saladas de la variedad salicornia.

En un servidor/ordenador específico, configura un entorno automático de pruebas, en el que testees tus procesos clave mediante macros, o programas que utilizan patrones de navegación. La desventaja es que requiere que actualices el entorno cada vez que realices cambios importantes, y que lo parametrices de modo acertado, pero es lo más seguro y completo.

Sin resacas, garantizado.

Y tú qué? Qué sistemas utilizas para asegurarte de que NO LA CAGAS?

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *