He visto este comment en este post de elmundo.es, que casi me ha gustado más que el post (que también me ha gustado..). Lo apunto aquí para releerlo alguna vez..

Tratando el tema del cine y la nostalgia vendría a colación que la obra cumbre del cine con mayúsculas –“Ciudadano Kane”– es todo un homenaje al paraíso perdido: la niñez. Puedes acumular todo el poder, toda la gloria, todas la vivencias y todas las experiencias habidas o por haber para darte cuenta, en el profundo de tu interior, que un día fuiste niño y eras auténtico. Todo lo que vino después fue polvo en el viento y vanidad de vanidades, y, sobre todo, no auténtico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *