Me ha vuelto a pasar.

De tanto en tanto, alguien se confunde. O se lleva a confusión, según lo que lee. O le llevan a confusión.

La historia es más o menos así…

El director/ gerente/ responsable de la Empresa XYZ (en adelante el Cliente), decide que quiere hacer/ remodelar/ rediseñar su página Web. Para ello llama a su anterior empresadedesarrollo/ desarrolladorautonomo/ empresadediseñográfico/ agenciadeprensa/ primoquelehahecholanteriorwebylogo (en adelante el Asesor) y le solicita consejo. Vista la envergadura del nuevo proyecto, aquí ambos deciden contratar a una empresadedesarrollo/ desarrolladorautonomo para que acometa el proyecto (en adelante el Desarrollador).

Hasta aquí todo está bien: ambos se han dado cuenta de que no alcanzan a realizar por ellos mismos lo que desean y deciden recabar ayuda externa profesional

El Asesor entonces busca y contacta con el Desarrollador y le trasmite las necesidades del Cliente. En un primer momento, el Asesor expone al Desarrollador las especificaciones del proyecto: ” nada complicado, una Web sencilla… pero que la podamos administrar nosotros mismos, para que no se nos quede obsoleta, como pasó con la anterior. Que ahora todo es muy 2.0, y tenemos un perfil de Facebook y tal. Hasta estamos empezando con Twitter…”

La cosa sigue bien… se plantean unas necesidades y empieza a nacer un proyecto

El Desarrollador estudia las peticiones del Cliente y le propone usa un gestor de contenidos (CMS). Y propone WordPress (en realidad, imagino que aquí podríamos escribir cualquier CMS opensource…). Al Asesor esto le va bien, porque de las explicaciones del Desarrollador entiende que en el futuro podrá manejar libremente la página, incluir contenidos e imágenes nuevas.

Todo normal… el inicio siempre es fácil, ahora comienzan las curvas

El proyecto se desarrolla con más o menos gracia: el Desarrollador trabaja más o menos y presenta unos diseños – fase de diseño -, que la dupla Cliente / Asesor valida más o menos pronto, con más o menos modificaciones (este proceso da para muchos posts, pero no es objeto de este..). El diseño se comienza a llevar a la práctica – fase de maquetación – con más o menos modificaciones en el entretanto (este proceso también da para muchos posts, pero de nuevo, no se desarrollan aquí…).

Ahora es cuando la matan…

Pero es entonces, o en alguna fase posterior (esto es peor ya que se habrá perdido más tiempo), cuando el Asesor lee en Internet acerca de WordPress que es un gestor de contenidos de libre descarga. Gratis.

Algo cortocircuita por ahí arriba (dos cables que estaban demasiado juntos, o algún extremo un poco pelado…)

Comienzan las llamadas:

  • ¿Pero esto de WordPress no es gratis? ¿Pero esto no es software libre [sic]?
  • ¿Pero no es muy fácil de instalar? ¿Pero no hay empresas que lo instalan gratis?
  • ¿Y el presupuesto donde va? ¿Y cómo me cobras esto?
  • ¿En concepto de qué me estás cobrando? ¿Me lo puedes desglosar?

WordPress es un software de descarga gratuita. Eso es así. Y también es Open Source, que no es lo mismo.

WordPress is an Open Source project, which means there are hundreds of people all over the world working on it. (More than most commercial platforms.) It also means you are free to use it for anything from your cat’s home page to a Fortune 500 web site without paying anyone a license fee and a number of other important freedoms.

Es ambas cosas. Y se pueden hacer Webs muy buenas con él. Sólo un par de links: el destacado en la propia página de WordPress, y este genial artículo con 47 Webs realmente bonitas sobre WordPress.

Y para los más perezosos, 9 capturas de pantalla de unos cuantos proyectos – al azar de entre los comentados – espectaculares hechos con WordPress.

Aquí hay portfolios de agencias / diseñadores, empresas de hosting, tiendas online (!), webs comerciales, todo con una salsa de social media bastante interesante… los links de estos proyectos son, por orden de aparición arriba:

¿A alguien aún le parece que no se pueda/deba cobrar por esto?

¿Que la particularización de diseño e implementación de estas funcionalidades no lo merezcan?

¿QUE nOS ATASQUEMOS EN QUE EL SCRIPT DE SOFTWARE USADO COMO BASE SEA GRATIS PARA ESCANDALIZARNOS POR TENER QUE PAGAR POR UN TRABAJO BIEN HECHO?

Nota final: El Asesor puede incluso percibir una comisión por el encargo, añadiendo así a todo este tema un bonito conflicto de intereses.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *